noticias , Pasajero Martes, 10 enero 2017

La sentencia del Poder Judicial: un ratito de felicidad

Miguel Flores-Montúfar

Soy comunicador y trabajo como profesor de lenguaje. He pasado tanto tiempo subido en buses, custers y combis, que escribo esta columna para encontrarle el lado positivo al asunto.
ugarteche

Foto de la Revista Cosas

Ahora que escribo esto son casi las tres de la mañana. Acabo de enterarme de que el Poder Judicial ordenó al Reniec reconocer el matrimonio entre Óscar Ugarteche y Fidel Aroche, quienes se casaron en México en 2010. En 2012, Ugarteche (notable economista, profesor universitario y fundador del Movimiento Homosexual de Lima) inició un juicio contra el Reniec porque la institución se negó, mediante una acción de amparo, a reconocer la validez de su matrimonio. MATRIMONIO, qué rico suena: no unión civil, unión solidaria u otras tibiezas. Matrimonio puro y duro, como debe ser.

He querido señalar la hora porque, a esta altura de la madrugada, todavía duermen los ciudadanos de bien que, apenas amanezca, empezarán a chillar por todos los medios, clamando que la maldita ideología de género ha extendido sus imparables tentáculos. Todavía no empieza el programa de Phillip Butters, que es tribuna segura para los preocupados padres de #ConMisHijosNoTeMetas. Todavía no ha abierto la boca el príncipe de la Iglesia, cardenal Juan Luis Cipriani, para exhortar a sus feligreses a la reflexión, con esa su dulce manera de hacerlo (caca, cojudez, puta).

Todavía el Reniec no ha tenido tiempo de apelar, todavía los ejércitos organizados de las diversas iglesias no se han podido reunir para acusar al lobby gay del poder de su aparato mediático, mientras que, sin asomo de sangre en la cara, financian impresiones masivas de afiches y volantes, y organizan marchas (nada ideologizadas, por cierto) a las que se obliga a colegios enteros a asistir para defender la vida y la familia, siempre que estas se definan bajo los estrictos límites impuestos por ellos.

Más tarde saldrán todos ellos a reclamar, exigirán apelación al Reniec, clamarán por sus niños y, otra vez, por la maldita ideología de género, y entonces habrá que hacerles frente y responderles, y presionar al Reniec para que acate la sentencia. Pero a esta hora de la madrugada los conservas no hablan todavía, y uno puede creer, quedándose solo con la noticia del triunfo de Óscar Ugarteche, que el Perú es un mejor país ahora que ayer, más justo y más acorde con su tiempo. Uno puede creerlo aunque sea un por un momento: un breve ratito de felicidad.

Fuentes:

Nota de Jorge Páucar sobre la sentencia en LaMula

Esta es la sentencia del 7º Juzgado Constitucional

Una entrevista de LaMula a Óscar Ugarteche sobre el origen y los objetivos del MHOL

– Y por si acaso, esta compilación de 15 argumentos contra la homofobia

 

Miguel Flores-Montúfar

Soy comunicador y trabajo como profesor de lenguaje. He pasado tanto tiempo subido en buses, custers y combis, que escribo esta columna para encontrarle el lado positivo al asunto.