Pasajero Domingo, 30 octubre 2016

5 recomendaciones para aprovechar los DESCUENTAZOS libreros de estos días (I)

Miguel Flores-Montúfar

Soy comunicador y trabajo como profesor de lenguaje. He pasado tanto tiempo subido en buses, custers y combis, que escribo esta columna para encontrarle el lado positivo al asunto.

En estos días, hay descuentos libreros MUY interesantes. Aquí están los eventos sobre los que he tenido noticias:

Feria del Libro Ricardo Palma: ubicada en el Parque Salazar de Miraflores. Va hasta el 6 de noviembre. Aquí, Regina Limo hace unos comentarios sobre las cosas interesantes que encontró en su visita a la feria.

Librería El Virrey: Descuento del 20% en TODOS los libros (para compras en efectivo). Va hasta el 31 de octubre.

Librería Communitas: Descuento del 20% en TODOS los libros (para compras con tarjeta o efectivo). Va hasta el 2 de noviembre

Librería Sur: #LaNocheDeLosLibros. Descuentos, descuentazos y regalos. Es el lunes 31 de octubre, desde las 8:00 pm hasta la medianoche.

Ahora bien, es probable que en cualquiera de los casos, vayas por publicaciones específicas, o por las novedades, o porque ha llegado un lote del libro que estabas esperando. Puede que incluso (en el caso de la Feria, por ejemplo) te animen también los conversatorios y presentaciones. Si tu caso es este último, El Comercio subió aquí el programa completo. Si lo que te interesa son las novedades, Enrique Planas menciona algunas de ellas en esta nota, también para El Comercio.

Pero también puede pasarte, como tantas veces a mí, que llegas a una librería o a un stand y simplemente no sabes qué llevarte. Por un lado, no te sobra la plata, y no quisieras arriesgar lo poco que tienes en una novedad que podría terminar desilusionándote. Y por otro, tienes tantos títulos pendientes que nunca sabes cuál escoger primero.

Cuando eso me pasa, suelo confiar en mis amigos. Los llamo y les pido que me digan qué cosa creen que no puedo morirme sin haber leído, qué libro creen que me encantará, qué obra maestra absoluta debo tener en casa, no importa si la leo mañana o en diez años.

A veces, sus recomendaciones me las han hecho antes, y las apunto o las recuerdo, y otras veces los he llamado cuando estoy plantado allí, entre los estantes, pensando en qué cosa podría comprarme.

Así que hoy, como en Cadena de favores, voy a pagar a un tercero. Si vas a cualquiera de los eventos que te he puesto arriba, sin ningún plan fijo y más bien con la intención de comprar algo brutal que puedas llevar a casa y disfrutar (casi) con total seguridad, te dejo aquí esta lista con cinco recomendaciones de títulos (haré cinco más para mañana), cada uno de los cuales, a su vez, llegó a mí por recomendación de un amigo.

Es una lista bastante, bastaaante arbitraria: no hay novedades pero tampoco clásicos (con excepción de dos o tres, los libros escogidos fueron publicados en los últimos cincuenta años). Los únicos dos criterios que he tenido en cuenta para armar este ranking es que los libros a) sean recomendaciones de amigos, y b) me hayan gustado mucho.

Pero los dejo por aquí por si, como decía, no tienes ningún título fijo en la cabeza y quisieras saber qué libros tienen más posibilidades de gustarte. Espero que te resulte de utilidad.

Aunque voy a mencionar en cada título a la persona que me lo sugirió, no podía empezar la lista sin agradecer a Regina Limo y Percy Galindo, escritores, lectores y amigos, a cuyas recomendaciones debo tanta felicidad.

* El orden no implica importancia

* En algunos casos, he preferido citar las síntesis o los elogios que otros lectores, mejor preparados que yo, han hecho sobre las obras escogidas.

casadellibrocom

Imagen de casadellibro.com

1. Mañana en la batalla piensa en mí (novela), de Javier Marías (1994)

Esta novela me la recomendaron primero Percy Galindo y luego Lenin Pantoja Torres. Por ella, Marías obtuvo el Premio Rómulo Gallegos. La historia está emparentada con Corazón tan blanco, otra obra maestra del autor español que también recomiendo.

¿Qué harías si muere una mujer, con la que ibas a tener un amorío, la misma noche del encuentro? ¿Qué harías si muere en su casa, contigo al lado, y con su niño durmiendo en la habitación de al lado?

Copio de la contraportada del libro, tomada de aquí:

Como sucede en las últimas novelas de Javier Marías, la primera frase ya dice mucho, quizá demasiado: “Nadie piensa nunca que pueda ir a encontrarse con una muerta entre los brazos y que ya no verá más su rostro cuyo nombre recuerda”. 

Esto es lo que le ocurre al narrador de su nueva y extraordinaria novela. Víctor Francés es guionista de televisión y “negro” o “escritor fantasma”, encargado de redactar los discursos de los hombres importantes e ignorantes. Divorciado recientemente, es invitado a cenar a su casa por Marta Téllez, mujer casada cuyo marido está de viaje en Londres y madre de un niño de casi dos años. Tras la cena galante, el hombre y la mujer pasan al dormitorio, donde, “aún medio vestidos y medio desvestidos”, Marta Téllez empieza a sentirse mal hasta que agoniza y muere en una escena sobrecogedora. Esa infidelidad no consumada se convierte así en una especie de “encantamiento”, con problemas bien reales e inmediatos: qué hacer con el cadáver, avisar o no avisar, qué hacer respecto al marido, qué hacer con el niño dormido, qué diferencia hay entre la vida y la muerte. Víctor Francés tomará pronto sus decisiones, o más bien no las tomará y se irá dejando llevar por sus pasos, inofensivos unas veces y otras envenenados.

pinimg

Imagen de pinimg

2. Historia universal de la infamia (cuentos), de Jorge Luis Borges (1935)

Este es el primer libro de cuentos que publicó Borges, que hasta entonces se había dedicado al ensayo y la poesía. Más que cuentos, son síntesis biográficas de traidores, cobardes, asesinos, mafiosos y estafadores, historias reales que Borges distorsiona, magnifica y embellece. La primera de la que tuve noticia fue la de El impostor inverosímil Tom Castro, cuyo resumen Percy me contó en un viaje en bus hace muchos años. Recuerdo que, cuando la escuché, pensé inmediatamente en el profesor Skinner, de Los Simpson: como saben, él no es el verdadero profesor Skinner, pero bastó la voluntad de su madre (la madre del verdadero) para asumirlo como tal. Las otras dos que, junto con esa, son mis favoritas, son La viuda de Ching, pirata, y El incivil maestro de ceremonias Kotsuké no Suké.

*Sobre Borges, ya hemos hablado aquí de su libro Antología de la literatura fantástica y, en este tpost, de sus cuentos El tema del traidor y del héroe, Tres versiones de Judas, y el que mencioné arriba, El incivil maestro de ceremonias Kotsuké no Suké. Si te interesa, ve a sus libros mayores: Ficciones y El aleph.

estupor-fr_es

Imagen de caminosquenollevanaroma

3. Estupor y temblores (novela), de Amélie Nothomb (1999)

Regina Limo me sugirió esta novela cuando le pedí recomendaciones de libros escritos por mujeres (el desbalance de géneros en la oferta de libros es atroz, y el cambio no ocurrirá de milagro). Estupor y temblores es sin es sin duda uno de los mejores libros que he leído durante el año. La forma en que está contada eleva a niveles alucinantes lo que entendemos por tragicómico, y acepta el doble reto de ser, a la vez, una historia divertida y dolorosa.

Dice la reseña de Anagrama, que aparece en la contratapa del libro:

Esta novela con declarada carga autobiográfica, que ha obtenido un éxito impresionante en Francia, cuenta la historia de una joven belga de 22 años, Amélie, que empieza a trabajar en Tokio en una de las mayores compañías mundiales, Yumimoto, quintaesencia de las empresas japonesas. Con «Estupor y temblores»: así es como el emperador del Sol Naciente exigía que sus súbditos se presentaran ante él. En el Japón actual, fuertemente jerarquizado (en el que cada superior es, antes que nada, el inferior de otro), Amélie, afligida por el doble handicap de ser a la vez occidental y mujer –extraviada en un hormiguero de burócratas, subyugada además por la muy japonesa belleza de su superior directa, con la cual tiene unas relaciones de franca perversidad–, sufre una cascada de humillaciones.

Trabajos absurdos, órdenes dementes, tareas repetitivas, humillaciones grotescas, misiones ingratas, ineptas o delirantes, superiores sádicos, la joven Amélie empieza en contabilidad, luego a servir cafés, pasa a la fotocopiadora y, descendiendo los escalones de la dignidad (aunque con un despego muy zen), acaba ocupándose de los lavabos… masculinos.

todocoleccion

Imagen de todocoleccion

4. El nombre de la rosa (novela), de Umberto Eco (1980)

Hablando de bestsellers, dice Fernando Savater:

A priori, nadie hubiera dicho que una extensa novela escrita por un erudito semiólogo, ambientada en las herejías del siglo XIII y con abundantes párrafos en latín pudiera seducir a las multitudes: después del triunfo de El nombre de la rosa, los detectives medievales y por extensión romanos, griegos, egipcios y asirios nos han atribulado sin cesar en busca del mimético tesoro.

Esta novela, recomendada también por Percy, es una obra maestra, entre otras muchas razones, porque es está hecha para varios tipos de lectores. Por un lado, quien sabe muy poco de semiología y de historia medieval, como yo, la disfruta de principio a fin por el poder de su trama y la fuerza de sus personajes (cuánto nos falta para darte el alcance, Willie de Baskerville). Pero, asimismo, es una historia llena de guiños y claves para los entendidos en la materia, y rinde homenajes no solo a la época que recrea, sino al género policial y, más ampliamente, a la literatura.

26135825

Imagen de Wikimedia

5. Fun Home (novela gráfica), de Alison Bechdel (2006)

Acabo de terminar este cómic que también llegó a mí gracias a Regina. Inmediatamente, ha entrado en mi top 3 de novelas que exploran la relación padre-hijo (que se completa con La invención de la soledad, de Paul Auster, y El olvido que seremos, de Héctor Abad Faciolince). Como se sabe, investigar es investigarse: En su afán por acercarse, desde la creación, a ese padre esquivo, maniático y extraño que le tocó en suerte, Alison Bechdel revela sus propias obsesiones, temores y excentricidades, y deja expuestas así a dos personas que intentan lidiar con su incomunicación y su soledad. En ese paralelo participan también sus hermanos y su madre, así como el contexto de los Estados Unidos de la segunda mitad del siglo XX. Quería agregar una sumilla o comentario, pero lo que encontré en internet recoge demasiados datos que, me parece, el lector debe ir descubriendo con la historia.

*Espero tener para mañana la segunda parte de la lista, con las otras cinco recomendaciones.

Miguel Flores-Montúfar

Soy comunicador y trabajo como profesor de lenguaje. He pasado tanto tiempo subido en buses, custers y combis, que escribo esta columna para encontrarle el lado positivo al asunto.