Pasajero Jueves, 19 noviembre 2015

5 escritores te recomiendan estos libros

Miguel Flores-Montúfar

Soy comunicador y trabajo como profesor de lenguaje. He pasado tanto tiempo subido en buses, custers y combis, que escribo esta columna para encontrarle el lado positivo al asunto.

¿Cuáles son tus libros favoritos?

Hacer una lista de libros favoritos es siempre una tarea difícil. En principio, parece un dolor de cabeza inútil: ¿qué tan necesario es, realmente, hacer un top 5 de nuestros libros, de menor a mayor? ¿Para qué? En segundo lugar, esa pregunta (¿cuáles son tus libros favoritos?) suele hacerse en torno a una conversación, así que debe responderse rápido. Por eso, siempre queda la sensación de que, de todas maneras, estás olvidando alguno (y aunque tuvieras tiempo, creo que la sensación permanece).

En tercer lugar, ¿qué los hace nuestros favoritos? Allí hay un universo de posibilidades que van mucho más allá de la obra estéticamente lograda: un libro puede estar entre nuestros favoritos porque lo identificamos con una etapa (particularmente oscura o feliz) de nuestra vida; porque nos ayudó a crecer como personas; porque la belleza de su construcción o de sus palabras o de sus personajes nos marcó para siempre; porque sembró en nosotros dudas que, hasta entonces, no existían; porque su complejidad nos significó un reto; porque nos hizo vivir una aventura que aquí, en la vida real, nos había sido negada; porque nos abrió los ojos, porque nos dolió, porque nos ayudó a comprender, porque parece contar nuestra historia; las razones para querer un libro son tantas como los libros mismos.

Finalmente, ¿de qué hablamos cuando hablamos de libros favoritos? ¿Vale todo o hay un género particular? ¿Novelas, ensayos, poemas, biografías, investigaciones, teatro, novelas gráficas, cómics? ¿Narrativa, filosofía, investigación, historia, ciencia, infinito?

Yo creo que estas listas funcionan cuando están acompañadas de algún condicionante que las haga más específicas. Así ocurre, por ejemplo, con los libros mejor adaptados al cine, o los peor adaptados, o los mejores sobre dictadores, etcétera.

Así ocurre, también, con las recomendaciones. Cuando haces una recomendación, estás considerando a quien te la pide, y eso cierra tus posibilidades a lo que conoces sobre esa persona: qué le gusta, qué temas le resultan interesantes, qué conoces de su experiencia de vida que pueda identificarse con una historia, qué ha leído hasta entonces.

Yo mismo quería hacer una lista de cinco libros para compartir con ustedes, pero el post se hacía muy largo, así que he decidido publicarla la semana siguiente. Por supuesto, no es tan absoluta como “los mejores libros de mi vida”, o algo así. He intentado, más bien, reunir aquellos libros que pueden provocar lectores. Es decir, aquellos libros que por la fuerza de su historia, por la forma sencilla en que están contados, o por la estructura embrujada que los sostiene, consiguen atraparnos y convertirnos en lectores que buscan más. Bienvenidas las sugerencias: ¿Cuáles son tus libros favoritos, pasajero?

¿Qué leen los que escriben? La página Lee por gusto recoge sus respuestas

Todo esto viene a raíz de algo que quería compartir con ustedes. Este mes, la web Lee por gusto (su Facebook, aquí) está cumpliendo cinco años. Jaime Cabrera Junco, su director, ha dedicado ese tiempo a promover la lectura, pero ha ido más allá: ha cubierto eventos culturales que normalmente tenían muy poco registro documental (presentaciones de libros, por ejemplo), ha dado espacio a voces actuales de la literatura (que, otra vez normalmente, reciben poca atención de los medios tradicionales) y ha generado una página con contenido propio en la que hay reseñas, columnas de opinión y entrevistas. Estas últimas son muy valiosas: casi todas las entrevistas duran menos de media hora (pueden encontrarse en este canal), y son conversaciones inteligentes pero no densas, lo que abre las puertas al público alejado de las consideraciones académicas.

Al final de esas entrevistas, Jaime Cabrera suele preguntarle a sus interlocutores (novelistas, cuentistas, poetas, críticos) cuáles son sus cinco libros favoritos. Algunos salen del paso enumerando realmente lo primero que se les pasa por la cabeza, pero otros se demoran un poquito más, y los resultados son a veces muy interesantes. Algunos, como Raúl Tola, explican incluso sus métodos de lectura; otros recomiendan libros para un público específico (Jorge Eslava para los maestros); otros mencionan libros que desconozco, pero los explican tan bien que provoca leerlos (Alberto Fuguet, Leila Guerriero). En este último grupo destaca la explicación del escritor Guillermo Niño de Guzmán: es la más larga de todas (17 minutos) y, a la vez, es una de las más apasionadas invitaciones de un lector.

Aquí voy a dejarles cinco vídeos. Pueden encontrar muchos más en su canal de Youtube. Tengan papel y lápiz a la mano para las sugerencias.

  1. Raúl Tola

  1. Alberto Fuguet

  1. Jorge Eslava

  1. Guillermo Niño de Guzmán

  1. Leila Guerriero

Miguel Flores-Montúfar

Soy comunicador y trabajo como profesor de lenguaje. He pasado tanto tiempo subido en buses, custers y combis, que escribo esta columna para encontrarle el lado positivo al asunto.